Lucernarios longitudinales para calles cubiertas

Los lucernarios actuales poco tienen que ver con aquellos minúsculos agujeros que derramaban una luz tenue sobre los espacios sobrantes de la parte más alta de los antiguos edificios. Los lucernarios actuales son superficies de gran longitud que transforman el espacio que se abre bajo ellos.

Las nuevas técnicas de construcción y los nuevos materiales posibilitan la ejecución de grandes lucernarios sin necesidad de aparatosas estructuras. Actualmente, los lucernarios de materiales como el policarbonato celular se han convertido en una solución susceptible de ser aplicada en los entornos más diversos.

Una de las posibilidades que se abre a los lucernarios son los centros comerciales. Imaginados en un principio como cajas ciegas sin ningún tipo de iluminación o lucernario, ni grande ni pequeño, en la actualidad han evolucionado hacia espacios más ergonómicos y humanizados, en los que los lucernarios de grandes dimensiones han adquirido un nuevo protagonismo. Las personas del siglo XXI prefieren espacios más sostenibles, con luz natural siempre que sea posible y que ayude a tener una experiencia de compra más agradable y humana.

LucernariosRecuperando la tradición de las galerías comerciales cubiertas con lucernarios acristalados de principios del siglo XX, el lucernario de policarbonato celular ofrece nuevas posibilidades a la última generación de centros comerciales. La posibilidad de tamizar y controlar la luz que atraviesa los grandes lucernarios es uno de los avances que se hacen realidad gracias a los grandes lucernarios que se pueden construir con las tecnologías para cubiertas desarrolladas por Danpal®. No debe olvidarse que el ser humano necesita del soleamiento para su salud, y los rayos solares que atraviesan los lucernarios son necesarios para sintetizar la vitamina D, imprescindible para fijar el calcio en los huesos, además de tener gran importancia en la salud psicológica de las personas. De ahí la importancia de la luz natural obtenida en espacios como los centros comerciales, sobre todo durante el invierno, cuando hace frío, la luz natural escasea y la gente se refugia en los centros comerciales.

Las cubiertas de policarbonato de Danpal® pueden controlar cuánta luz los atraviesa, además de bloquear la parte más dañina del espectro solar. De esta forma, los espacios iluminados pueden llegar a ser incluso más saludables que una calle normal abierta a las inclemencias del tiempo.

Danpal® ofrece además soluciones tecnológicamente más avanzadas, como los casetes para lucernarios y cubiertas Controlite®, formados por dos paneles de policarbonato celular y un sistema de lamas orientables que se giran dependiendo de la cantidad de luz que atraviesa, y cuyo movimiento se controla de forma automatizada a través del sistema domótico del edificio.

El policarbonato celular de Danpal® puede ser plano o curvo, según las necesidades y preferencias de diseño. Danpal ofrece paneles con distintos radios de curvatura y distancias de apoyo, para que no exista el lucernario imposible de construir.