Las láminas de policarbonato se abren a un futuro lleno de color

láminas de policarbonato

En los últimos años, las láminas de policarbonato en forma de paneles han revolucionado la industria de la construcción. Esto se debe a la amplia gama de características técnicas que ofrecen, incluyendo su eficiencia térmica y su fácil instalación, pero, sobre todo, a sus casi ilimitadas opciones de diseño.

La lámina de policarbonato ofrece tanto a arquitectos como promotores muchísimas más opciones y colores de acabados para elegir. En edificios singulares, la relación calidad-precio se ve enormemente incrementada gracias a sus excelentes características de aislamiento y difusión de luz, y su gran durabilidad con mantenimiento muy reducido.

La época que nos ha tocado vivir se encamina hacia una importancia cada vez mayor de la eficiencia energética en todos los órdenes de la vida, y las necesidades de climatización no son, en modo alguno, una excepción. Los paneles de lámina de policarbonato no solo ahorran tiempo y mano de obra durante la construcción, sino que posibilitan un gasto energético muy inferior a otras soluciones. Las fachadas de lámina de policarbonato, combinadas con las exigencias de aprovechamiento de energía solar en vigor actualmente, marcan la senda hacia edificios verdes casi totalmente autosuficientes.

Las láminas de policarbonato son resistentes al clima extremo, tanto al calor como al viento, granizo o lluvia intensa. De esta forma, su edificio estará preparado para cualquier eventualidad que nos depare el cambio climático en un futuro, y los costes de mantenimiento del edificio no se verán afectados por las condiciones climatológicas extremas.

En Danpal llevamos más de 30 años investigando y fabricando láminas de policarbonato, para ofrecer el mejor producto al mercado con las últimas innovaciones. Disponemos además de software propio, donde podrá diseñar la envolvente de su edificio con nuestras láminas de policarbonato y conocer la eficiencia energética resultante.

Las láminas de policarbonato son prácticamente irrompibles. Las dos gamas Danpal básicas son la lámina de policarbonato maciza y las planchas de policarbonato celular con tecnología Microcell.

En el primer caso, la lámina de policarbonato maciza es plana, con una apariencia muy similar a la del cristal y totalmente transparente, pero con la ventaja añadida de la resistencia a impacto y un mayor aislamiento térmico. Por otro lado, los paneles fabricados a base de lámina de policarbonato con tecnología Microcell de Danpal contienen el número más elevado de celdas por superficie de panel del mercado. La superficie de la lámina de policarbonato ha sido sometida a un proceso de endurecimiento para dificultar su rayado. Aunque su peso es la mitad que el del cristal, es hasta 200 veces más resistente a la rotura.

La lámina de policarbonato se puede doblar, manteniendo sus características de resistencia. Esta cualidad resulta muy práctica para adaptarse a las distintas configuraciones y usos de los edificios.

Su amplia gama de colores, unida a sus impresionantes propiedades de eficiencia energética, convierten a la lámina de policarbonato en el material de revestimiento de fachadas por excelencia en el futuro. Un futuro que ya está presente hoy, en edificios como el Complejo de Deportes Guanzhou en China, o el Aeropuerto de Nantes en Francia.

Comments are closed.