El policarbonato celular es uno de los materiales con mejor comportamiento térmico

policarbonato celular

El policarbonato celular es un material en auge, gracias a sus características de aislamiento. Con la necesidad actual de mejorar la eficiencia térmica de los edificios existentes, se hace necesaria la búsqueda de materiales con un buen comportamiento térmico que ayuden a mejorar la calificación energética del edificio.

Por este motivo, desde las administraciones públicas se están impulsando diversas medidas, muchas veces en forma de subvenciones, para renovar térmicamente el parque de viviendas existente. El proceso habitual pasa por mejorar los acristalamientos con el reemplazo de ventanas o la disposición de un doble acristalamiento, y el revestimiento de la fachada del edificio con un material aislante como el policarbonato celular.

policarbonato celularLas ventajas del policarbonato celular sobre otros materiales para rehabilitación energética estriban en su gran versatilidad y su fácil colocación. Los paneles de policarbonato celular son, por lo general, muy ligeros y duraderos en comparación con otros materiales utilizados, como el poliestireno expandido. Además, los paneles de policarbonato celular no necesitan recubrirse y añaden valor estético al edificio, pudiéndose diseñar en una gran variedad de colores y acabados.

Otros materiales utilizados en la rehabilitación de la envolvente térmica del edificio presentan el grave inconveniente del espesor y el peso. Las rehabilitaciones con materiales húmedos de gran peso y volumen no son posibles en la mayoría de los casos, dado que nuestras ciudades colmatadas con edificios que se extienden hasta el límite de la zona pública solo permiten actuaciones como las que se pueden acometer con los paneles de policarbonato celular.

El sistema de fachada ventilada DANPAL® VRS con revestimiento de paneles de policarbonato celular es una de las mejores opciones del mercado para elevar la calificación térmica del edificio.

Estos paneles de policarbonato celular se fabrican en gran tamaño, contando con hasta 12 metros de largo de forma estándar, y aún más bajo pedido. Los paneles consiguen reducir sensiblemente la conductividad térmica “U” de la envolvente de fachada. El movimiento de convección del aire por detrás del panel mantiene toda la eficacia del aislamiento térmico, a la vez que asegura la ventilación de la fachada.

Los paneles Danpalon® de Danpal de policarbonato celular ofrecen hasta diez veces más celdillas que los demás paneles del mercado. Son totalmente estancos, y a su mayor aislamiento se une una mejor difusión de la luz. Se adaptan a todo tipo de situaciones, gracias a su gran variedad de espesores y acabados.

Los colores de la gama Danpal para policarbonato celular permiten un nuevo diseño de fachadas, pudiéndose aprovechar todas las posibilidades que ofrece la combinación de paneles traslúcidos y opacos para dotar de nueva vida a los edificios que se rehabilitan.

La calificación por su reacción al fuego es la misma para todos los anchos de los paneles de policarbonato celular, B-s1, d0, y el acabado High Protection de alta protección librará al edificio recién rehabilitado de los antiestéticos grafittis que a veces inundan nuestras ciudades.

Por último, los paneles de policarbonato celular apenas necesitan mantenimiento, limitándose a aclarados de agua con un poco de jabón. Los bajos costes futuros mejoran aún más si cabe la rentabilidad de la inversión.

Comments are closed.