Lucernarios longitudinales para calles cubiertas

Los lucernarios actuales poco tienen que ver con aquellos minúsculos agujeros que derramaban una luz tenue sobre los espacios sobrantes de la parte más alta de los antiguos edificios. Los lucernarios actuales son superficies de gran longitud que transforman el espacio que se abre bajo ellos.

Las nuevas técnicas de construcción y los nuevos materiales posibilitan la ejecución de grandes lucernarios sin necesidad de aparatosas estructuras. Actualmente, los lucernarios de materiales como el policarbonato celular se han convertido en una solución susceptible de ser aplicada en los entornos más diversos.

Una de las posibilidades que se abre a los lucernarios son los centros comerciales. Imaginados en un principio como cajas ciegas sin ningún tipo de iluminación o lucernario, ni grande ni pequeño, en la actualidad han evolucionado hacia espacios más ergonómicos y humanizados, en los que los lucernarios de grandes dimensiones han adquirido un nuevo protagonismo. Las personas del siglo XXI prefieren espacios más sostenibles, con luz natural siempre que sea posible y que ayude a tener una experiencia de compra más agradable y humana.

LucernariosRecuperando la tradición de las galerías comerciales cubiertas con lucernarios acristalados de principios del siglo XX, el lucernario de policarbonato celular ofrece nuevas posibilidades a la última generación de centros comerciales. La posibilidad de tamizar y controlar la luz que atraviesa los grandes lucernarios es uno de los avances que se hacen realidad gracias a los grandes lucernarios que se pueden construir con las tecnologías para cubiertas desarrolladas por Danpal®. No debe olvidarse que el ser humano necesita del soleamiento para su salud, y los rayos solares que atraviesan los lucernarios son necesarios para sintetizar la vitamina D, imprescindible para fijar el calcio en los huesos, además de tener gran importancia en la salud psicológica de las personas. De ahí la importancia de la luz natural obtenida en espacios como los centros comerciales, sobre todo durante el invierno, cuando hace frío, la luz natural escasea y la gente se refugia en los centros comerciales.

Las cubiertas de policarbonato de Danpal® pueden controlar cuánta luz los atraviesa, además de bloquear la parte más dañina del espectro solar. De esta forma, los espacios iluminados pueden llegar a ser incluso más saludables que una calle normal abierta a las inclemencias del tiempo.

Danpal® ofrece además soluciones tecnológicamente más avanzadas, como los casetes para lucernarios y cubiertas Controlite®, formados por dos paneles de policarbonato celular y un sistema de lamas orientables que se giran dependiendo de la cantidad de luz que atraviesa, y cuyo movimiento se controla de forma automatizada a través del sistema domótico del edificio.

El policarbonato celular de Danpal® puede ser plano o curvo, según las necesidades y preferencias de diseño. Danpal ofrece paneles con distintos radios de curvatura y distancias de apoyo, para que no exista el lucernario imposible de construir.

Lucernarios con control total

Los lucernarios son un gran invento, qué duda cabe. Proporcionan iluminación natural a espacios interiores muy alejados de la fachada que, de otro modo, dependerían totalmente de la iluminación artificial. Pero el diseño de lucernarios plantea otros problemas que se deben abordar si deseamos tener edificios realmente sostenibles.

En áreas del planeta donde el calor es abrasador en verano, como es el caso de Australia, el diseño de lucernarios debe hacerse con sumo cuidado, ya que el ahorro en energía eléctrica y el confort proporcionados por los lucernarios puede verse eclipsado por el gasto en climatización y el daño grave que los rayos ultravioletas sin filtrar causan a las personas debido a la existencia del agujero en la capa de ozono, mucho más perceptible en el hemisferio sur.

LucernariosPor ello, desde la responsabilidad que adquieren arquitectos y proyectistas, es necesario diseñar lucernarios más eficientes, protectores y ecológicos. Para lograr lucernarios altamente saludables y sostenibles, Danpal ofrece su sistema Controlite® para cubiertas, gracias al cual se puede ampliar la superficie de lucernarios hasta abarcar la cubierta completa mientras se protege a los usuarios del edificio.

El sistema Controlite® de Danpal consiste en un casete para lucernarios y cubiertas premontado en fábrica en el que se incluyen dos paneles de lámina de policarbonato celular. Sus ventajas en el diseño de lucernarios son evidentes, ya que consta de un sistema de lamas con forma semicilíndrica que pueden orientarse informáticamente para lograr el grado óptimo de soleamiento bajo los lucernarios. Este sistema automatizado se puede integrar en la domótica general del edificio responsable de la climatización.

Además, los paneles de policarbonato celular bloquean el paso de la franja solar ultravioleta a través de los lucernarios, con el fin de proteger a las personas. Las tonalidades claras permiten la difusión precisa de la luz y el mayor confort visual en los espacios que se disponen bajo los lucernarios.

Los lucernarios ejecutados con casetes del sistema Controlite® de Danpal poseen una gran resistencia a impacto, por lo que se reduce al mínimo el mantenimiento de un elemento constructivo tan poco accesible como son los lucernarios. Además, el premontaje en casete de las piezas que van a componer el lucernario ahorra mucho tiempo de mano de obra y redunda en la seguridad e higiene durante la construcción, ya que son casi irrompibles y su gran ligereza permite una colocación con seguridad.

Danpal ofrece multitud de tonalidades y acabados para lucernarios que se ajustan a todas las latitudes y climas para maximizar el ahorro y la ergonomía de los edificios. Todos sus productos para lucernarios cuentan con una gran capacidad aislante, tanto térmica como acústica, que se ve incluso ampliada en el sistema Controlite® para lucernarios, ya que el casete cuenta con dos paneles de policarbonato y una cámara de aire entre ellos.

Respecto a las dimensiones, cabe señalar que las medidas estándar alcanzan un máximo de doce metros, que suele ser suficiente para casi todos los proyectos. En caso de necesitar longitudes mayores, Danpal® fabrica paneles a medida bajo pedido directo a fábrica.

Cubiertas arquitectónicas del futuro con estética retro

Las cubiertas arquitectónicas han cambiado mucho en el último siglo. Sin embargo, la versatilidad de los nuevos materiales recupera su imagen más tradicional con las características de control sobre la radiación solar y la temperatura de los nuevos materiales, además de una mayor ligereza y durabilidad.

En Group-Solaire-Place-Dark se proyectó una cubierta arquitectónica con cerchas de madera que dota de uniformidad a un sinuoso corredor iluminado mediante paneles de policarbonato que utilizan el sistema Controlite® de Danpal.

Cubiertas arquitectónicasLas cerchas de madera de longitud variable nos retrotraen a otras épocas, lo que impide percibir toda la tecnología que se esconde en la cubierta arquitectónica de paneles de policarbonato en tonos claros. Bajo la apariencia de un simple lucernario, nos encontramos con un sistema de doble panel con dos sensores, uno interior y otro exterior, que regulan la cantidad de iluminación que se recibe bajo la cubierta arquitectónica gracias al sistema de lamas orientables integradas directamente en el interior del panel inferior.

Esta sencilla cubierta arquitectónica de aire clásico esconde una de las tecnologías más revolucionarias en el control higrotérmico del espacio interior. Aparte de las lamas orientables integradas que regulan la cantidad de soleamiento, la tecnología Microcell del panel superior ofrece un gran aislamiento térmico y una difusión superior de la luz. Los paneles utilizados en cubierta pueden ser de longitudes de hasta doce metros, con una amplia gama de colores y tonalidades combinables en las cubiertas arquitectónicas.

La optimización de la luz diurna en las cubiertas arquitectónicas de Danpal se une a la gran dureza frente a impacto y la durabilidad del panel exterior Danpalon, que confiere al conjunto una larga vida útil con un mantenimiento mínimo. A los paneles de cubierta se les puede aplicar distintos acabados y colores, e incluso existe la posibilidad de colocar un panel bicolor para lograr un efecto especial único en la cubierta arquitectónica.

Para cualquier tipo de cubierta arquitectónica, ya sea con características ultramodernas o siguiendo una estética más retro, los paneles del sistema Controlite constituyen la tecnología más avanzada para controlar la luz solar con un gasto mínimo de energía en una instalación sostenible y eficiente, en una amplia diversidad de longitudes, colores, acabados y grosores que se adaptan a cualquier cubierta arquitectónica que tenga en mente el proyectista. Tanto en edificios futuristas como cuando se prefiere una estética más tradicional, las cubiertas arquitectónicas solucionadas con uno de los sistemas de cubiertas de Danpal ofrecerán a sus usuarios unas condiciones óptimas de habitabilidad con un consumo mínimo de energía.

Un sistema de fachadas donde la luz lo inunda todo… cuando queramos

A lo largo de la historia, el objetivo de los distintos sistemas de fachadas ha sido defender a los ocupantes del edificio de las inclemencias del tiempo. El resultado siempre ha estado condicionado por la capacidad técnica y los materiales disponibles en cada época.

Así, en lugares muy calurosos primaban los muros gruesos que aislaban del calor extremo, mientras que en lugares más húmedos y fríos el acento se ponía en sistemas de fachadas que proporcionaban estanqueidad frente a la lluvia, a la vez que permitían el paso de la luz solar.

sistema de fachadasCon el Movimiento Moderno y el uso de nuevos materiales como el hormigón y el acero, todo eso cambió. Gracias al advenimiento de los sistemas de calefacción y climatización, junto con la posibilidad de construir vanos y aberturas de luces mucho mayores, parecía que se habían resuelto todos los problemas de los sistemas de fachadas tradicionales.

Pero todo avance conlleva un retroceso, y el problema al que se enfrenta nuestra generación es el del medio ambiente y el cambio climático. Nos encontramos con edificios que basan todo el confort térmico en el consumo de energía, con sistemas de fachadas construidas con vidrios muy poco eficientes térmicamente que dan lugar a un consumo eléctrico y de combustibles fósiles desmesurado para mantener las condiciones de habitabilidad.

Para dar respuesta a los problemas planteados por los anteriores sistemas de fachadas y grandes acristalamientos, ha surgido una nueva generación de materiales mucho más eficientes desde el punto de vista energético, sin renunciar a todo lo logrado hasta ahora.

El sistema de fachadas Controlite® de Danpal® ofrece la posibilidad de controlar la insolación que recibe el interior del edificio en cada momento. Incluye un sistema de oscurecimiento giratorio que permite modificar su posición a lo largo del día.

Gracias a un sensor externo y otro interno, este sistema de fachadas inteligente es capaz de equilibrar la radiación solar con las necesidades lumínicas del interior del edificio. El sistema modifica el ángulo de las persianas de oscurecimiento para optimizar la luz solar, adaptándose al ángulo de incidencia de los rayos en cada momento del día y cada estación del año.

Además de redundar en el confort de sus ocupantes, un sistema de fachadas como Controlite® permitirá mejorar la calificación energética de su edificio, consiguiendo ahorros significativos en calefacción, climatización e iluminación artificial.

Este sistema de fachadas ha sido utilizado en numerosos proyectos por todo el mundo. Un ejemplo claro de utilización de su amplísima paleta de colores es el Museo Marítimo Voyager en Nueva Zelanda, donde las diversas tonalidades azules de su sistema de fachada se fusionan con el océano.

Danpal pone a su servicio un software de vanguardia que le permitirá realizar simulaciones de iluminación y energía solar. Estas soluciones informáticas de simulación, indispensables para proyectar un sistema de fachadas eficiente energéticamente, son el resultado de los más de 30 años de experiencia de Danpal en el diseño de sistemas de fachadas que satisfacen los requisitos energéticos más exigentes.