Fachada que permite controlar el ingreso de luz solar

La función de una fachada es proteger el edificio y a su vez comunicarlo con el exterior. La instalación de una fachada de láminas de policarbonato ofrecida por Danpal brinda una amplia gama de opciones en cuanto a la optimización de la temperatura interior, el ingreso de la luz natural y el control del consumo energético. Esta empresa pionera en sistemas arquitectónicos de transmisión de luz cuenta con una solución ideal que puede aplicarse en la fachada para optimizar los beneficios que brinda la luz natural. Esta solución es llamada Controlite.

Controlite es un sistema inteligente de iluminación natural, compuesto por paneles de acristalamiento translúcido. Los paneles cuentan con persianas giratorias integradas que adaptan su posición a lo largo del día para optimizar los niveles de transmisión de luz natural. Controlite® permite moderar de forma total la intensidad de la luz solar que ingresa a través de la fachada a cualquier hora del día.

fachadaCuando las temperaturas son bajas, la fachada que posee el sistema Controlite® maximiza la calidez de la luz natural para que los habitantes del edificio sientan una temperatura y una luz agradables. En verano, en cambio, Controlite® previene la entrada del calor agobiante al interior de las construcciones. Al variar de forma efectiva la transmisión de luz natural y la intensidad del calor generado por el sol, Controlite® ofrece una comodidad insuperable para todos los usuarios. Los paneles del sistema Controlite permiten crear una fachada acristalada en todo tipo de construcciones, como edificios privados, públicos o comerciales.

Otro de los beneficios de incluir Controlite en el desarrollo de una fachada es que esta tecnología permite reducir el consumo de energía. Al implementar este sistema, se generarán ahorros considerables en los gastos ocasionados por el uso de equipos de calefacción, refrigeración e iluminación artificial. El aislamiento térmico ofrecido y la libertad de expansión térmica hacen que este producto sea una opción ideal a ser implementada en cada fachada.

El sistema Controlite en una fachada opera gracias a un sensor externo que detecta la posición del sol y gracias a sensores internos que registran el nivel de luz en el interior de la construcción. Este sistema inteligente busca el balance entre los niveles de luz y de calor, para poder transmitir de manera deseada la luz filtrada. La tecnología superior de Controlite asegura que la calidad de la luz que ingrese a través de la fachada será perfecta según las necesidades de los habitantes.

Al implementar sistemas de arquitectura de la luz, el secreto está en encontrar el balance perfecto. La luminosidad excesiva en el interior de un edificio crea brillos molestos y una temperatura agobiante que resulta incómoda. Para evitar estos problemas, Danpal recurre a materiales flexibles y transparentes que permiten el ingreso de la luz y proporcionan aislamiento térmico superior para que la temperatura interior no sea elevada y la humedad no penetre. Las soluciones ofrecidas por Danpal, requieren un mantenimiento mínimo, generan un ahorro sustancial en el consumo energético y proveen sustentabilidad ambiental a largo plazo.

parafo

Luz y temperatura óptimas en el sistema de fachadas de Danpal

El objetivo de cada sistema de fachadas a lo largo de la historia ha sido defender a los ocupantes de la construcción de las vicisitudes del clima. Aunque el objetivo siempre fue el mismo, el producto final cambió según los conocimientos técnicos y los materiales disponibles en cada tiempo. Además, el sistema de fachadas implementado también debía adaptarse a la moda arquitectónica de la época y a las necesidades de los ocupantes del edificio.

El sistema de fachadas imperante en la actualidad se destaca por su aparente sencillez. Se eligen paños limpios donde los detalles, el color y la textura son dados por el propio material. El policarbonato celular es uno de los materiales que se está imponiendo debido a sus cualidades técnicas y al hecho de que es fácil de manipular, lo cual permite agilizar la instalación de todo el sistema.

sistema de fachadasDanpal® desarrolló un sistema de fachadas de policarbonato con cierre mecánico y revolucionó el mundo arquitectónico. Una de las características más destacadas de su producto innovador es que combina a la perfección aspectos tecnológicos con características estéticas. La amplia gama de colores, acabados y efectos especiales que posee en sistema de fachadas de Danpal® brinda una gran diversidad de opciones creativas para los clientes.

El sistema de fachadas acristaladas de Danpal® es un sistema de acristalamiento translúcido estanco disponible en una gran variedad de configuraciones para múltiples tipos de estructuras. Este sistema combina paneles Danpalon® con perfiles de acristalamiento y varias opciones de acabados. Entre las características principales de los paneles Danpalon® se encuentran la excelente protección contra las adversidades climáticas y la alta resistencia al impacto.

El ingreso de luz de forma excesiva al interior de un edificio genera brillos no deseados y una temperatura sofocante. Por esta razón, es fundamental elegir un sistema de fachadas realizado con materiales de flexibilidad superior, transparencia y cualidades en los tonos comparables con el vidrio. El sistema de fachadas de Danpal® proporciona el balance perfecto entre luz y temperatura. También posee propiedades superiores de aislamiento para asegurar un óptimo confort térmico, y translucidez única que asegura la homogénea difusión de la luz.

Al elegir el sistema de fachadas Danpal®, los arquitectos pueden controlar de manera precisa la cantidad de luz que ingresa a un edificio y también esconder elementos de la construcción que no resultan agradables a la vista. Por otro lado, también pueden crear contrastes visuales atractivos al integrar los paneles de policarbonato a un sistema de acristalamiento convencional. La vasta oferta en colores, texturas, acabados y efectos lumínicos que brinda Danpal® proporciona una gama de opciones extensa para crear un sistema de fachadas inspirador, el cual esté iluminado durante el día y se transforme en una caja de luz durante la noche.

Otra característica destacada de este sistema es su inigualable flexibilidad de diseño. Las juntas ocultas crean un exterior nivelado que puede deformarse y retorcerse en caso de que sea necesario hacerlo. Además, el sistema ofrece protección contra los rayos ultravioleta, lo cual garantiza una vida útil más prolongada.

Sistema de fachadas ventiladas en diversos colores

Las fachadas ventiladas construidas con láminas de policarbonato celular son una solución innovadora en arquitectura de la luz que se caracteriza por su practicidad, luminosidad, duración y facilidad de limpieza. Las fachadas ventiladas de los edificios requieren un revestimiento de calidad superior para funcionar correctamente, ya que es indispensable que sean impermeables para no permitir el paso del agua y del aire al interior. Danpal® desarrolló un sello en seco para las juntas verticales de su sistema de fachadas ventiladas llamado Danpal VRS. Esta tecnología facilita el montaje en seco del sistema y asegura su durabilidad, ya que este sellado no se deteriora con el paso del tiempo ni tampoco debido a las inclemencias meteorológicas.

Otra gran ventaja a tener en cuenta al elegir el sistema de fachadas ventiladas Danpal® VRS es la rapidez de instalación. Esta característica reduce los costos ligados a la mano de obra y también reduce la incomodidad que la instalación podría generar en los usuarios del edificio. Como las fachadas ventiladas con láminas de policarbonato de Danpal® son un sistema casi prefabricado en su totalidad, las interrupciones y molestias a los usuarios del edificio durante la ejecución de la obra son mínimas y, además, no se produce contaminación acústica, ni se generan escombros o polvo que pudieran poner en riesgo la salud de las personas. Por otro lado, los conectores del sistema Danpal® VRS se fijan a cualquier edificio existente, característica que indica compatibilidad con diversas estructuras.

fachadas ventiladas Las fachadas ventiladas Danpal® VRS también brindan ahorros sustanciales en subestructura debido a la ligereza del material. El mantenimiento de este sistema de fachadas ventiladas es simple y económico, y conserva su aspecto atractivo estéticamente durante años. Las fachadas ventiladas se pueden proyectar en multitud de colores: opacos, perlados, metálicos, en sombras de blanco y también en una paleta colorida que va desde el negro al amarillo.

Para obtener colores brillantes con una apariencia metálica y lacada, la opción a elegir son los paneles opacos. Gracias a la gama translúcida ofrecida por Danpal®, el aspecto del edificio cambia con la proyección de la luz y de los reflejos sobre las fachadas ventiladas en diferentes momentos del día. Los tonos con efecto mate cuentan con tecnología Softlite, tecnología que permite incrementar la difusión de la luz natural al interior del edificio y la sensación de confort entre los usuarios. Danpal® también cuenta con una opción bicolor que permite adaptar el sistema de fachadas ventiladas para alcanzar el efecto deseado tanto por dentro como por fuera.

Danpal® es una empresa que está profundamente comprometida con el ahorro energético y el control de la iluminación para lograr que la arquitectura de la luz actual sea más sustentable y que los recursos utilizados por los edificios construidos sean más ecológicos. Debido a este compromiso profundo, Danpal® no deja de realizar investigaciones sobre nuevos materiales para mejorar sus productos que, de por sí, ya son de vanguardia. Además, la empresa se encuentra en la exploración constante para desarrollar productos novedosos que puedan satisfacer las demandas cada día más exigentes del mundo actual.

Lámina de policarbonato en un sistema de aislamiento superior

En el dominio de la arquitectura de la luz, la lámina de policarbonato es uno de los materiales que ofrece una enorme cantidad de posibilidades. La lámina de policarbonato desarrollada por Danpal y conocida como Danpalon® es la más destacada del mercado actual. La tecnología Danpalon® aprovecha el sol como fuente de luz natural y de energía para brindar una calidad excepcional de iluminación en el interior de los edificios.

La lámina de policarbonato Danpalon®, además de difundir la luz natural de manera uniforme, posee durabilidad superior, protección contra los rayos ultravioleta, alta resistencia a fuertes impactos, apariencia visual no industrial y aislamiento térmico. Esta lámina de policarbonato única contribuye a optimizar el rendimiento de la energía, lo cual repercute en la reducción directa en los costos de iluminación artificial, calefacción y refrigeración de los edificios.

Lámina de policarbonatoLa meta invariable de la empresa es perfeccionar las características de aislamiento térmico y acústico de la lámina de policarbonato Danpalon®. Por esta razón, Danpal® también desarrolló un sistema integral llamado Danpatherm®, el cual proporciona una capacidad aún mayor de aislamiento térmico porque contiene material translúcido aislante entre las paredes del sistema.

Danpatherm® es un innovador sistema prefabricado de fachadas translúcidas. Es rápido y fácil de instalar, dos cualidades que ayudan a reducir los costos de mano de obra y los tiempos de construcción. Danpatherm® evita que la humedad y la suciedad atraviesen cada lámina de policarbonato, y también ofrece una resistencia al viento nunca antes vista. Además, el sistema es capaz de aceptar que las distancias entre los apoyos alcancen los tres metros. Esta posibilidad reduce significativamente la necesidad de recurrir a estructuras secundarias de acero para instalar Danpatherm®.

Además de la calidad superior de la lámina de policarbonato Danpalon®, otra de sus características destacadas es la libertad de diseño que ofrece. La lámina de policarbonato Danpalon® puede adquirirse en diversos colores y acabados para satisfacer las necesidades estéticas específicas de los clientes. Uno de los acabados ofrecidos por la lámina de policarbonato Danpalon® es conocido con el nombre de Softlite. Este acabado incrementa la difusión de la luz, disminuye los efectos de deslumbramiento y aumenta la sensación de confort y bienestar en el interior de los edificios.

Otra propuesta que brinda el sistema es la posibilidad de implementar luces artificiales dentro de Danpatherm®. Danpatherm® LED permite disfrutar de los beneficios de la luz y el calor naturales durante el día y convertir la construcción en una caja de luz durante la noche. Este sistema de casetes prefabricados integrados con un completo sistema de iluminación LED es de larga duración y puede ser instalado en el color deseado, ya que las posibilidades ofrecidas por Danpal® son vastas.

En el largo plazo, los excepcionales ahorros en calefacción y climatización obtenidos gracias a la implementación de la lámina de policarbonato Danpal® en el sistema Danpatherm® amortizan la inversión inicial. Elegir la tecnología desarrollada por Danpal® es una apuesta segura al futuro, la cual brindará una vida renovada al edificio y aumentará el valor del inmueble.

El sistema de fachadas Danpal es flexible, transparente y aislante

El sistema de fachadas Danpal® es un sistema translúcido que combina paneles Danpalon con perfiles de acristalamiento y diversos acabados. Diseñado para ser utilizado en una amplia variedad de revestimientos, el sistema de fachadas Danpal ofrece una enorme cantidad de beneficios. Entre ellos, se destacan su peso ligero y la excelente resistencia hacia el impacto y las adversidades del clima, como por ejemplo, hacia los daños ocasionados por el granizo.

La estructura única del panel Danpalon incluido en el sistema de fachadas Danpal® transmite de forma homogénea la luz natural. Ya que el panel fue específicamente diseñado para aplicaciones de arquitectura de la luz, el espacio entre las nervaduras es estrecho, detalle que produce una apariencia estéticamente agradable. La composición de las celdas incluidas en el sistema de fachadas Danpal proporciona un aislamiento térmico superior. Esta tecnología ofrece beneficios significativos en cuanto a la eficiencia energética de edificios y una reducción en los costos de refrigeración y calefacción de los mismos.

sistema de fachadasEl sistema de conexión standing seam proporciona estanqueidad total ante el agua y el aire. Como empresa visionaria en tecnologías arquitectónicas, Danpal fue la primera compañía en el mundo que desarrolló el sistema de panel translúcido llamado standing seam. Ni el agua ni el aire pasarán al interior del edificio gracias a este sistema de fachadas; tan solo la luz solar. Además, el sistema de fachadas Danpal® posee protección contra los rayos UV para garantizar una mayor vida útil al sistema.

Una de las cualidades a destacar también es la flexibilidad de diseño ofrecida. Al elegir el sistema de fachadas Danpal para sus proyectos, los profesionales de la construcción pueden controlar la cantidad de luz que debe ingresar a un edificio, ocultar elementos de la construcción que generen un contraste visual indeseado o crear una fachada más creativa aún mediante la integración de acristalamientos convencionales. Además, el sistema de fachadas Danpal se puede crear a partir de una extensa gama de texturas, colores, acabados y efectos luminosos que proporcionan una gran variedad de opciones para obtener fachadas atractivas que se adapten exactamente a los requerimientos de los clientes.

Mediante la utilización de materiales que poseen flexibilidad superior, transparencia y cualidades tonales similares a las ofrecidas por el vidrio, Danpal otorga el equilibrio perfecto entre luz y dinámicas térmicas para cualquier edificio. El sistema de fachadas se instala de manera rápida y simple. Es una opción rentable, ya que, debido a sus propiedades aislantes, genera grandes ahorros energéticos.

Por más de tres décadas, el sistema de fachadas desarrollado por Danpal ha sido implementado alrededor del mundo en proyectos arquitectónicos de tipo educativo, comercial, deportivo e industrial. Clientes de todo el planeta confían en las soluciones de Danpal® porque, además, requieren un mantenimiento mínimo y ofrecen control total en el consumo de energía. Como líder indiscutido en el diseño y en la fabricación de sistemas de luz natural con propiedades de aislamiento térmico y de resistencia, Danpal permite que los profesionales de la arquitectura aprovechen los recursos naturales en un entorno responsable y de manera sustentable.

La limpieza de las fachadas ventiladas

Las fachadas ventiladas con revestimiento de policarbonato celular son una solución limpia, práctica, luminosa y duradera. Las fachadas ventiladas necesitan un buen revestimiento para funcionar adecuadamente, ya que es imprescindible que sean totalmente impermeables para aprovechar al máximo sus características.

El complejo escolar Leonardo da Vinci en Francia es un claro ejemplo de cómo las fachadas ventiladas con revestimiento de policarbonato Danpal® ofrecen un aspecto pulido, además de funcionar a la perfección en cuanto al ahorro de energía y protección del aislamiento interior.

Danpal® ha desarrollado un sello en seco para las juntas verticales de su sistema de fachadas ventiladas que facilitan su montaje en seco y aseguran la durabilidad, ya que su sellado no se degrada con el tiempo y las inclemencias meteorológicas, como sucede con las masillas y otros productos de sellado utilizados en las fachadas tradicionales.

fachadas ventiladasOtra gran ventaja a tener en cuenta es la rapidez de instalación para tener listos los equipamientos escolares en el menor tiempo posible y reducir la incomodidad de los alumnos. Además, las fachadas ventiladas impiden el paso de humedades al interior del edificio, manteniendo la calidad y salubridad del ambiente interior. Como las fachadas ventiladas con revestimiento de policarbonato de Danpal® constituyen un sistema casi prefabricado en su totalidad, las interrupciones y molestias a los alumnos durante la ejecución son mínimas y no se produce contaminación acústica ni polvo o escombros que pudieran poner en peligro la salud de los más pequeños.

Las fachadas ventiladas de Danpal ofrecen también un ahorro sustancial en subestructura, gracias a la ligereza del material. Su mantenimiento es sencillo y barato, y conserva su aspecto luminoso durante largos años. Las fachadas ventiladas con revestimiento de panel de policarbonato Danpal® se pueden proyectar en multitud de colores, aunque el elegido en esta ocasión sea un tono claro que transmite serenidad a los estudiantes en un entorno limpio y tranquilo, adecuado para la enseñanza.

La gran longitud que oferta Danpal® para sus paneles permite que no se produzcan juntas horizontales y los paños parezcan superficies lisas y pulidas como espejos. En caso de ser necesario, en entornos educativos se recomienda utilizar el acabado High Protection en los paneles para el sistema VRS de fachadas ventiladas. Este acabado facilita la limpieza del revestimiento de las fachadas ventiladas, tanto si se han ensuciado a causa de la polución como si alguno de los ocupantes del edificio ha decidido probar sus dotes artísticas en el acabado de las fachadas ventiladas.

Danpal está comprometido con el ahorro energético y el control de la iluminación para humanizar la arquitectura del siglo XXI y hacer más ecológicos los edificios que se construyen en la actualidad. Por ello, no deja de investigar en la mejora de sus ya de por sí avanzados sistemas de fachadas ventiladas y tradicionales, porque mejorar es responsabilidad de las empresas que son líderes de su sector.

Lámina de policarbonato en fachadas como espejos

La lámina de policarbonato es un material capaz de ofrecer una imagen distinta cada vez. En el caso de este gimnasio, se ha utilizado como revestimiento de la fachada ventilada, y el efecto que produce es de una traslucidez que refleja la luz, al no poder atravesar los rayos solares el aislamiento.

La lámina de policarbonato Danpal utilizada en este proyecto es de tonalidad clear con el sistema de fachadas ventiladas VRS. La lámina de policarbonato se convierte en una superficie especular, en contraste con las áreas acristaladas del edificio que se ven más oscuras.

Los distintos usos dentro de la envolvente del edificio, combinados con los acabados que ofrece Danpal y los distintos sistemas constructivos logran efectos únicos en cada proyecto, que varían entre el color más vivo y esta fachada de paño uniforme que refleja los árboles circundantes.

Lámina de policarbonatoAdemás de sus numerosas aplicaciones puramente artísticas en el diseño arquitectónico de los edificios, no debe olvidarse que la lámina de policarbonato posee unas propiedades constructivas que añaden valor económico y de sostenibilidad a las edificaciones en las que se utiliza. Por ejemplo, en este sistema de fachada ventilada se aprovechan al máximo las propiedades de estanqueidad. Con ello se colabora en la conservación del aislamiento dispuesto en la cámara oculta tras la lámina de policarbonato celular.

Otra característica muy importante es el tamaño de los paneles. Esto se logra gracias a la tecnología Microcell que se incorpora en todos los paneles de policarbonato de la casa Danpal, que es responsable de su resistencia a impacto y su durabilidad.

Precisamente esta durabilidad y resistencia posibilitan que la lámina de policarbonato perdure en el tiempo manteniendo intacto su aspecto original, con el consiguiente ahorro económico en mantenimiento. Además, el montaje es muy rápido y preciso, y requiere poca mano de obra gracias a su ligereza.

Abundando en su sostenibilidad, cabe decir que la lámina de policarbonato tiene una gran capacidad como aislante térmico y acústico, y a la vez permite ahorrar en iluminación al posibilitar el paso de la luz filtrada y difusa en los lugares donde se desee, de manera que no provoca deslumbramientos y no es necesario gastar energía durante el día.

En cuanto a los colores, la lámina de policarbonato de Danpal permite los diseños más clásicos o más locos, según sea el deseo del proyectista. Danpal pone a su alcance todo tipo de láminas de policarbonato, con distintos grosores y acabados para ejecutar con precisión cualquier idea que surja de su imaginación. Asimismo, la lámina de policarbonato puede curvarse en frío o encargar directamente paneles de lámina de policarbonato curva, con numerosos radios distintos ejecutados en fábrica para la lámina de policarbonato.

La elegancia del policarbonato alveolar combinado con madera

El policarbonato alveolar es un material relativamente novedoso, que ha pasado de utilizarse principalmente en edificaciones industriales a formar parte de los cerramientos de muchos edificios de usos muy diversos.

Las características tan polivalentes del policarbonato alveolar han llevado a este material a aparecer en fachadas de centros educativos, edificios residenciales y grandes equipamientos deportivos entre otros, además de utilizarse en cubiertas de espacios de circulación de edificios emblemáticos.

Con tal diversidad de uso en la actualizad, no es sorprendente que el policarbonato alveolar se combine con los materiales más diversos, gracias a sus características de traslucidez, aislamiento y durabilidad. El policarbonato alveolar ha recorrido un largo camino desde los primeros tiempos industriales, hasta convertirse en el material elegante que es en la actualidad.

policarbonato alveolarEl palacio de deportes Marius Regnier en Francia es un ejemplo realmente interesante de esta evolución. Se trata de un edificio con estructura de madera laminada en su cubierta, lo que permite adoptar curvas orgánicas empleando un material tradicional que ha sabido reinventarse. Los cerramientos de todo el palacio de deportes se plantean utilizando dos pieles: una de policarbonato alveolar que permite el paso de la luz sin deslumbrar a los deportistas y protege de la lluvia y la climatología, y otra piel exterior en la que se vuelve al uso de la madera, reflejando en las fachadas una alegoría de la estructura de cubierta. El policarbonato alveolar de las fachadas se cubre con paneles de lamas verticales de madera muy poco tupidos, que, junto con la estructura curva vista de madera, conectan el edificio con la naturaleza sin impedir el paso de la luz tamizada a través de la fachada de policarbonato alveolar.

Además, este diálogo con las formas orgánicas mediante el uso novedoso de materiales tradicionales o el diseño con materiales decididamente modernos como el policarbonato alveolar se acentúa en la fachada principal, en la que se diseñaron dos planos inclinados de policarbonato alveolar recubierto de lamas de madera flanqueando la entrada principal.

Gracias la ligereza del los paneles es posible disfrutar de una libertad de diseño que no permiten otros materiales actuales. El resultado es un edificio hermoso que se integra en un entorno más preocupado por la ecología y cuya envolvente cumple a la perfección con la necesidad de impermeabilizar y aislar. Además, el paneles Danpal permiten proteger a los ocupantes del palacio de deportes de la radiación ultravioleta más dañina, y la tecnología Microcell® de los paneles de policarbonato alveolar de Danpal permiten disfrutar de esta fachada durante más tiempo, gracias a la durabilidad y la resistencia a impacto del policarbonato alveolar.

Los paneles de policarbonato alveolar de Danpal® se fabrican en longitudes de hasta doce metros, y más incluso en pedidos especiales. También existen distintos grosores para adaptarse a las distintas necesidades de aislamiento de los edificios, sin olvidar la amplísima gama de colores y tonalidades traslúcidas que ofrece Danpal.

Policarbonato alveolar como contenedor acuático

El policarbonato alveolar continúa revelándose como un material versátil especialmente indicado para las instalaciones deportivas cubiertas, ya que permite introducir la luz en edificios de gran profundidad. Las ventajas del policarbonato alveolar sobre otros materiales de construcción radican en las propiedades de resistencia al impacto, además del difuminado de la luz al atravesar la fachada.

El empleo de dos colores diferentes en las fachadas de policarbonato celular de este edificio, en los colores «clear» y «opal», hace que surja todo un juego de tonalidades azules al paso de la luz hacia la piscina interior de este centro acuático. El resultado final es una fachada con juegos de distintas tonalidades azuladas y nacaradas que ofrece una riqueza de color impensable a priori al mencionar el policarbonato alveolar.

policarbonato alveolarEl contenedor del Centro Acuático explora las distintas posibilidades del policarbonato alveolar como material de fachada. Así, se ha optado por utilizar planos inclinados para aumentar la cantidad de luz que penetra hacia el interior gracias a que el policarbonato alveolar es un material muy ligero y resistente a la vez, además de aprovechar sus cualidades de filtrado de los rayos solares. Estos planos inclinados resaltan aún más el cambio y la variedad de tonalidades que se crean al difuminar la luz que traspasa la fachada, gracias a las propiedades de translucidez del policarbonato alveolar y el difuminado del azul de la piscina.

La combinación de dos tonalidades no tan diferentes en principio crea esta riqueza de matices gracias a la distinta reflexión y refracción de la luz en el policarbonato alveolar según la tonalidad elegida. No hay que olvidar la amplísima variedad de colores y tonalidades dentro de una misma gama de color que se ofertan la marca Danpal®, y comprobar cómo una iluminación o una orientación diferente genera distintos efectos en el policarbonato alveolar, que se enriquecen aún más al elegir los diversos acabados para sus paneles de policarbonato de Danpal.

Por último, cabe resaltar que estos efectos se pueden potenciar aún más durante la noche gracias a la iluminación LED que se puede incluir de fábrica, y que permitirá jugar con efectos luminosos que se añaden a las distintas texturas del policarbonato alveolar para convertir el edificio en el centro de atención de la trama urbana que lo rodea.

Policarbonato celular en el cambiante paisaje urbano

El policarbonato celular se ha convertido en testigo y protagonista de los cambios que se han producido en nuestras ciudades. La democratización y el estado de bienestar que disfrutamos en las últimas décadas ha dado lugar a nuevas tipologías de edificios para nuevos usos. Proliferan los centros cívicos, centros juveniles, centros culturales, etc. Obviamente, en estos momentos no es habitual construir un palacio, pero sí una biblioteca o un centro para personas mayores. Estos cambios en los usos de los edificios emblemáticos también conllevan un cambio en el lenguaje arquitectónico. Materiales como el policarbonato celular, que una vez no estuvieron considerados “nobles”, y que, por tanto, nunca se utilizarían en un palacio, se convierten en el material de referencia para algunos de estos nuevos usos.

El policarbonato celular grita juventud, y por eso ha sido elegido como material para la fachada de este centro. Aparte de las características técnicas, el material posee otro tipo de propiedades más subjetivas, que, sin embargo, son igual de importantes.

Policarbonato celularEl policarbonato celular de Danpal destila modernidad, se puede adaptar a todo tipo de fachadas e incorpora alegría y colorido, pudiendo aprovecharse sus características de traslucidez o disponer áreas con paneles de policarbonato celular opacas.

El centro para jóvenes ofrece una imagen que tiene algo de efímero, de instantaneidad. Es como un edificio que estará allí hasta que se necesite, y cuando ya no sea útil, el policarbonato celular se desmonta muy rápidamente y puede aprovecharse en otras circunstancias. Es un fiel reflejo de la cultura actual.

La adaptabilidad del policarbonato celular se explota aquí para lograr un edificio de formas puras, sincero como la juventud a la que pretende atraer. Es también transparente, idealista como los jóvenes de su interior, a quienes pretende servir de refugio y guía en su paso a la edad adulta.

Las fachadas casi escultóricas con policarbonato celular son además energéticamente sostenibles, una característica más del zeitgeist en el que estamos inmersos actualmente, donde el derroche energético es cosa del pasado y lo moderno es la concienciación sostenible.

Vemos así que, aparte de las excelentes cualidades de aislamiento térmico y resistencia a impacto, los paneles de policarbonato celular de Danpal son el material que mejor se adapta al mundo cambiante en el que estamos inmersos, logrando que la volumetría de los edificios revestidos de policarbonato celular destaque por encima de los prismas grises de las ciudades del siglo XX.

El sistema de fachadas aliado de la sostenibilidad

Los sistemas de fachadas han ido cambiando a lo largo de la historia de la arquitectura para adaptarse a la moda imperante, a los materiales disponibles en cada momento y a las necesidades y sensibilidades de los ocupantes de los edificios.

Parece lógico que actualmente suceda lo mismo. Los sistemas de fachadas actuales destacan por su aparente sencillez. Se prefieren paños limpios donde el adorno, el color y la textura los pone el propio material.

En cuanto a los materiales disponibles, el policarbonato celular es uno de los que se está imponiendo por sus características técnicas y su fácil manipulación, logrando acelerar la construcción de todo el sistema de fachadas gracias a su ligereza y sus escasos requisitos de estructura portante.

Por último, no se deben perder de vista las necesidades y sensibilidades de los futuros ocupantes del edificio. Hoy en día, los sistemas de fachadas están obligados a responder no solo ante los usuarios directos del edificio, sino ante toda la población. El motivo es que los sistemas de fachadas son responsables del ahorro o despilfarro de recursos energéticos donde todos nos jugamos mucho, ya que, si el sistema de fachadas no es eficiente en su intercambio energético, las emisiones de dióxido de carbono aumentan, acentuando el cambio climático.

sistema de fachadasLos sistemas de fachadas ejecutados con paneles 3DLite Danpal ofrecen grandes ventajas en cuanto a sostenibilidad. En primer lugar, el policarbonato alveolar del sistema de fachadas permite el paso de la luz difusa, por lo que se ahorra en iluminación artificial en las horas de sol. Por otro lado, la tecnología Microcell de los paneles del sistema de fachadas los convierte en un material con una gran capacidad de aislamiento térmico, evitando gastos superfluos en climatización. Y además los paneles 3DLIte de Danpal contienen un sistema pasivo de oscurecimiento que no necesita energía para funcionar. Este sistema de fachadas incorpora en el interior de los paneles persianas fijas dispuestas en celdas alternas que boquean los rayos solares cuando estos inciden perpendicularmente, y permiten el paso de la luz solar cuando los rayos son oblicuos al panel del sistema de fachadas.

De esta forma, los paneles 3DLite de Danpal® logran colaborar activamente en el control de la temperatura mediante un sistema pasivo, maximizando el ahorro energético del edificio. Este sistema de fachadas es especialmente interesante en los países cálidos, en los que el aire acondicionado supone gran parte de la factura energética de los edificios.

Las fachadas de vidrio ya no son necesarias

La fachada de vidrio está desapareciendo. Estas fachadas de vidrio, utilizadas profusamente en muros cortina y en construcciones de todo tipo en la segunda mitad del siglo XX, poco a poco van siendo sustituidas por materiales mucho más eficientes que los que componen las fachadas de vidrio.

Por el contrario, a medida que vemos cómo tienden a extinguirse las fachadas de vidrio, el policarbonato celular irrumpe con fuerza, no solo para quedarse sino para ocupar el hueco que dejan las fachadas de vidrio.

fachadas de vidrio La razón del desplazamiento de las fachadas de vidrio a manos del policarbonato celular de empresas como Danpal® es evidente, y no es solo una. La fachada de vidrio tiene poco control sobre la temperatura en el interior del edificio, obligando a utilizar sistemas poco eficientes para calentar o enfriar el edificio con fachada de vidrio. En Danpal®, sin embargo, existen diversas soluciones según las necesidades de cada proyecto y cada climatología, para colaborar en el mantenimiento de las condiciones de confort del edificio.

Por otro lado, la fachada de vidrio tiene poquísima resistencia a impacto si se desean pesos reducidos. El policarbonato celular de Danpal®, gracias a su tecnología Microcell®, ofrece una gran resistencia y durabilidad del material durante toda su vida útil. Además, la reducción de peso y la resistencia a impacto facilita el transporte de los paneles de policarbonato, comparados con los elementos de la fachada de vidrio.

Y, si lo que deseamos es una gran calidad de iluminación, la fachada de vidrio deja pasar la luz sin tamizarla ni filtrarla apenas, mientras que el policarbonato celular filtra los rayos UV dañinos, además de difuminar y tamizar la luz para evitar deslumbramientos. A diferencia de la fachada de vidrio, los sistemas de fachada de policarbonato proporcionan una iluminación natural uniforme dentro de los edificios.

En caso de necesitar en lugares puntuales del edificio una transparencia total como la ofrecida por la fachada de vidrio, Danpal pone a disposición de sus clientes el panel de policarbonato compacto de 4 mm de espesor, con unas propiedades de trasparencia muy similares a las de la fachada de vidrio. Además, este panel de policarbonato compacto también se fabrica en colores muy variados para que, junto a sus propiedades de transparencia, colabore en el diseño de fachadas de todo tipo.

Por todo ello, las fachadas de vidrio cada día serán más escasas, ya que en el mundo actual priman consideraciones como la seguridad, la eficiencia energética, la rapidez de ejecución y el confort de los ocupantes del edificio, Y en todas esas categorías, el panel de policarbonato gana por goleada a la fachada de vidrio.

Las fachadas de vidrio se abren al exterior en una caja de policarbonato

La fachada de vidrio es un elemento arquitectónico muy utilizado desde finales del siglo XIX. Sin embargo, actualmente se considera que la fachada de vidrio no es, ni mucho menos, la opción más eficiente para iluminar los interiores.

Por un lado, la fachada de vidrio no filtra demasiado bien la luz que pasa a través, y necesita otros elementos de oscurecimiento cuando la fachada de vidrio se encuentra en una orientación errónea o el sol es demasiado fuerte.

Además, la fachada de vidrio es muy frágil y, si se intenta aumentar mucho el grosor de los virios para evitar el problema, se vuelve pesada y sobrecarga en exceso la estructura auxiliar destinada a la fachada de vidrio.

fachada de vidrioPor último, la fachada de vidrio no dota de ninguna intimidad al interior del edificio, a no ser que se disponga otro elemento opaco entre la fachada de vidrio y el exterior.

Por eso, el panel de policarbonato celular de Danpal® se erige como sustituto o, como mínimo, complemento de la fachada de vidrio en edificios donde se desea un gran soleamiento si perder por completo el control de la temperatura tras la fachada de vidrio.

En el ejemplo de la instalación de hidroterapia, la solución adoptada para la piscina encerrada en una caja luminosa es abrir una única fachada de vidrio por la orientación más favorable, y permitir el paso de la luz difuminada y filtrada a través del policarbonato celular Danpal®, que difumina los rayos solares, impide el paso de los dañinos rayos UV y colabora con el aislamiento térmico del interior del edificio, de forma que mejora la calificación energética del mismo.

Por eso, la fachada de vidrio por sí misma ya no tiene cabida en la arquitectura actual y, sin embargo, combinada con el policarbonato celular se convierte en un elemento que cobra sentido al aportar la transparencia deseada únicamente en ocasiones muy concretas.

Por último, cabe indicar que existe también una solución de policarbonato que aporta la misma transparencia que la fachada de vidrio, con menor peso y mayor resistencia a impacto: el Sistema Compacto Danpal®. Con tan solo 4 mm de espesor, añade a la transparencia de la fachada de vidrio la resistencia a impacto, el filtrado de rayos UV, la posibilidad de curvado y longitudes de hasta 12 metros.

Por todo ello, parece que la fachada de vidrio tiene los días contados, ya que ahora es posible lograr sus cualidades sin necesidad de soportar los inconvenientes, gracias a la lámina de policarbonato Danpal y su sistema compacto.

El sistema de fachadas que combina elementos prefabricados de materiales dispares

El sistema de fachadas del complejo deportivo de Ulverstone nos devuelve a una arquitectura más sincera propia de la segunda mitad del siglo anterior, donde cada material del sistema de fachadas se utilizaba de forma honesta en la función para la que había sido creado.

sistema de fachadasEn este caso, estas instalaciones deportivas utiliza varios materiales según la función que van a desempeñar en el sistema de fachada. Para la estructura, destacan en el sistema de fachadas elementos portantes claramente diferenciados en forma de pilares y costillas de hormigón armado vertido in situ. Sin embargo, cuando hablamos del cerramiento propiamente dicho, este se ha desligado totalmente de la función portante y se utilizan materiales sencillos para que cada uno cumpla su función sin artificios.

Los paños ciegos del complejo deportivo se realizan con paneles prefabricados de hormigón, una única pieza vertical que cubre toda la altura de fachada y permite eliminar las juntas horizontales del sistema de fachadas.

Por el contrario, para cumplir con la función de iluminación se recurre al sistema de fachadas de policarbonato celular de Danpal, puesto que cubren honestamente las necesidades del complejo deportivo. El panel traslúcido del sistema de fachadas permite el paso de la luz difuminada. Además, se disponen en la parte superior, adoptando la forma de un paño inclinado que remata horizontalmente el sistema de fachadas, maximizando el paso de la luz ya tamizada y filtrada, protegiendo al usuario de los rayos UV y evitando deslumbramientos en el interior del edificio.

El policarbonato celular de Danpal® se encuadra perfectamente en esta honestidad que se exige a los materiales del sistema de fachadas. Su utilización en lugar del vidrio viene dada por una mejor adecuación a la función dentro del sistema de fachadas, ya que es capaz de difuminar y filtrar la luz, otorgando el nivel de iluminación preciso al interior. Además, es un material ligero, prefabricado y con muy buenas características de aislamiento. Las posibilidades del policarbonato celular como material del sistema de fachadas son casi infinitas, para que cada producto, tonalidad y acabado se adapte a lo que se busca en cada momento para la función del sistema de fachadas.

La tecnología Microcell® ayuda además a otorgar resistencia y durabilidad al policarbonato celular, de forma que esta honestidad de materiales se prolongue en el tiempo durante toda la vida útil del edificio.

Un material de fachada para controlar pasivamente la luz natural

La fachada de un edificio tiene las mismas funciones que la piel del cuerpo humano: debe controlar la humedad y la calidad del ambiente interior que hay tras ella. La fachada del edificio de Unilever en México lo consigue: es la fachada que lo controla todo… Pasivamente.

fachadaEn este edificio se optó por paneles 3DLITE de Danpal, que van un paso más allá en el control pasivo de las condiciones higrotérmicas del interior del edificio. Decimos pasivo porque no hay ningún mecanismo electrónico que deba configurarse o sincronizarse, Esta fachada funciona sola, suponiendo un ahorro económico considerable y aumentando significativamente la sostenibilidad del edificio.

En primer lugar, el sistema 3DLITE de Danpal incluye unas lamas en el interior de los paneles colocadas de forma alterna, de forma que bloquean la incidencia directa del sol del mediodía en verano, pero permiten pasar los rayos del sol de la mañana y la tarde, graduándolo. Estas lamas también dotan de un hermoso dinamismo a la fachada construida con paneles 3DLITE.

Además, los paneles Danpal son totalmente impermeables, impidiendo el paso de humedad. Y, en tercer lugar, el nivel de aislamiento térmico de los paneles Danpal es uno de los mejores del mercado, pudiendo elegirse diversos grosores con la tecnología Microcell dependiendo del clima donde se construya la fachada.

En el caso del edificio de Unilever en México, se ha optado por una fachada bicolor en los colores corporativos, azul y blanco. El sistema de fachada 3DLITE aporta matices y tonalidades que enriquecen y dinamizan la fachada, a la vez que controlan la cantidad de luz que se filtra desde el exterior y aísla del calor o el frío, para colaborar en la reducción de la huella de carbono del edificio.

Gracias a todas estas características, se puede decir que el sistema de fachada 3DLITE de Danpal es energéticamente eficiente, al tratarse de un sistema de control pasivo de la temperatura y la luz natural; elegante, con una amplísima gama de colores disponibles; flexible, gracias a la disponibilidad de longitudes de hasta doce metros en medidas estándar de los paneles; y versátil, porque es un material con infinidad de posibilidades y combinaciones.

Con la sensibilidad actual hacia el medio ambiente, está claro que hay que optar por materiales que colaboren a las condiciones de confort del edificio sin aumentar el gasto energético total. Y claramente el sistema 3DLITE de Danpal cumple todos estos requisitos.

El policarbonato convierte las fachada de vidrio en cubos de luz

Las fachadas de vidrio han sido ampliamente utilizadas en los edificios representativos. Sin embargo, los nuevos tiempos imponen nuevos materiales, más eficientes, versátiles y duraderos que las fachadas de vidrio.

Los paneles de policarbonato convierten las fachadas de vidrio en envolventes mucho más seguras y sostenibles. Gracias a estas propiedades, es posible concebir cubos de luz como el del Centro Estatal de Teatro de Australia Occidental, destacando sobre la trama nocturna de una forma casi imposible para las fachadas de vidrio.

En un concepto ya explorado por Moneo en los cubos del Kursaal de San Sebastián, este centro de teatro transforma la fachada de vidrio en una envolvente de policarbonato capaz de filtrar los rayos solares, y se erige en faro que destaca en la oscuridad de la noche gracias a la combinación de iluminación sostenible LED y las propiedades traslúcidas del policarbonato.

fachada de vidrioFrente a esta solución, las fachadas de vidrio presentan además el gran problema del aislamiento térmico insuficiente, algo que se soluciona al sustituirlas por el sistema de fachadas con paneles de policarbonato de Danpal, cuyas características aislantes y filtradoras de los rayos más dañinos para la salud humana se hacen indispensables en un entorno tan agresivo para las fachadas de vidrio como el australiano.

En Danpal se fabrican paneles de diversas longitudes y grosores, desde 4 mm hasta 30 mm, para adaptarse a todas las necesidades de aislamiento sin aumentar excesivamente el peso. En las fachadas de vidrio, el aumento del tamaño del cristal siempre va irremisiblemente acompañado de un aumento de peso, lo cual provoca un aumento de las secciones de la estructura auxiliar de las fachadas de vidrio y de las cargas en general.

En la actualidad, las fachadas de vidrio de grandes dimensiones han perdido mucho de su sentido, al ser posible aprovechar la luz natural mediante paneles de policarbonato que, además, tienen el valor añadido del aislamiento térmico, la facilidad de montaje y la gran resistencia a impacto.

Si lo que se desea es la transparencia que proporciona la fachada de vidrio, en Danpal ofrecen una lámina de policarbonato compacta que aúna a su transparencia una mayor resistencia a impacto, pensada para aumentar la durabilidad de la fachada de vidrio por muchos años. Esta lámina compacta aporta también mayor aislamiento térmico y la posibilidad de curvarlo en frío y en obra, a un coste muy inferior que el resultante de las fachadas de vidrio.

Sistemas de fachadas con parasoles regulables para un control absoluto de la iluminación

Los sistemas de fachadas que regulan la luz natural son básicos a la hora de ahorrar energía. El uso de la luz diurna reduce al mínimo la cantidad de iluminación artificial necesaria, así como los costes derivados del uso de calefacción, climatización y ventilación.

La luz eléctrica produce además mucho calor que es necesario disipar mediante sistemas de climatización que, de nuevo, consumen energía. Por el contrario, los sistemas de fachada que permiten aprovechar la luz natural apenas generan calor cuando se controlan adecuadamente. El uso de la luz natural puede suponer un ahorro de hasta un 75 por ciento de la energía utilizada para iluminación en un edificio, además de reducir los costes de climatización.

sistemas de fachadas Los sistemas de fachadas que proponen un diseño donde prima el aprovechamiento de la luz natural deben abordarse desde la perspectiva del diseño integral el edificio. De esta forma, las soluciones desarrolladas deben formar parte del concepto generador del proyecto, cumpliendo a la vez con los requisitos de aislamiento térmico y aprovechamiento de luz.

El sistema de fachadas elegido estará presente desde los primeros bocetos, en los que ya se deberá reflexionar sobre la orientación del edificio y la incidencia del sol en el sistema de fachadas durante las distintas estaciones del año.

Otro factor importante a tener en cuenta en las etapas iniciales del proceso de diseño es la apariencia estética, el diálogo interno que la fachada va a establecer con el entorno en el que se sitúa el edificio y con el interior del mismo.

El sistema de Louvre de Danpal® es toda una inspiración para arquitectos y diseñadores. Se trata de un sistema de fachadas traslúcidas con parasoles regulables de policarbonato que se pueden incorporar a la domótica automatizada del edificio.

Este sistema de fachadas permite libertad creativa total, pudiéndose elegir para los parasoles verticales regulables cualquiera de los tonos traslúcidos y opacos que ofrece Danpal en sus láminas de policarbonato, dotando así a la fachada del edificio de un nuevo movimiento de luces, sombras y color que va modificándose a lo largo del día. El dinamismo del sistema de fachada enriquecerá el diálogo con el transeúnte y se convertirá en el preludio de lo que espera encontrar en el interior del edificio.

El sistema de Louvre proporciona además una protección extra frente a los rayos UV en el interior del edificio para proteger la salud de sus ocupantes. En lugares de soleamiento intenso, como Australia, esta protección es indispensable. Un buen ejemplo es el edificio del puerto de Sidney, donde los parasoles verticales de diversos colores confieren dinamismo y protección al sistema de fachada.

Danpal pone a disposición de sus clientes un software exclusivo que les permitirá diseñar su sistema de fachadas con oscurecimiento mediante parasoles Louvre, gracias a sus simulaciones de iluminación y oscurecimiento que permiten conocer los niveles de calor e insolación en las primeras etapas del proyecto, comprobando la eficiencia energética y el confort visual proporcionado por el sistema de fachada elegido.

Además, la tecnología Microcell de los parasoles verticales regulables del sistema de fachadas Louvre ofrecen una alta resistencia al impacto y una mayor durabilidad gracias al espacio reducido entre las nervaduras del panel.

Fachadas ventiladas: la salud en los edificios de viviendas

Cuando se habla de la salud de los edificios, normalmente lo primero que viene a la mente son los enormes edificios de oficinas donde un porcentaje muy alto de personas pasan al menos ocho horas al día.

Pero pocas veces pensamos en los edificios de viviendas, donde discurre una proporción aún mayor de nuestras vidas. Por eso, al pensar en fachadas ventiladas, esenciales para la salud de la envolvente del edificio, tampoco se suele tener en mente la edificación residencial.

fachadas ventiladasSin embargo, las fachadas ventiladas mantienen las viviendas secas y aisladas de las condiciones atmosféricas del exterior. Además, las fachadas ventiladas son una técnica muy acertada a la hora de renovar los antiguos edificios de viviendas del siglo pasado, cuyas condiciones de aislamiento han quedado totalmente obsoletas.

La estanqueidad de las fachadas ventiladas impide la acumulación de agua y la aparición de moho en climas muy lluviosos, y proporciona el aislamiento necesario, tanto frente al calor como frente al frío. Además, las fachadas ventiladas de paneles de policarbonato permiten vestir de nuevo colorido a los edificios residenciales y son rápidas de instalar, minimizando las molestias que pudieran sufrir los ocupantes del inmueble.

La diversidad de grosores de los paneles de policarbonato con tecnología Microcell permite que el proyectista elija el que se adapta exactamente a sus necesidades de aislamiento. De esta forma, los edificios residenciales mejoran en salubridad y en sostenibilidad, y los ciudadanos pueden disfrutar de condiciones óptimas en el interior de sus hogares si invierten en la rehabilitación de sus edificios mediante fachadas ventiladas.

Otra opción es diseñar directamente los nuevos edificios residenciales con fachadas ventiladas que los protegerán de humedades indeseadas y, gracias al aislamiento proporcionado, reducirán sensiblemente el gasto en calefacción y aire acondicionado. Este sistema de fachada ventilada con materiales del futuro permite también un diseño creativo mediante el uso de paneles de policarbonato de muy diversos colores de la marca Danpal.

El edificio de viviendas Jules Verne en Francia aprovecha estas cualidades de las fachadas ventiladas Danpal, utilizando unas tonalidades grises que reflejan la luz y distintos grosores de policarbonato según su ubicación en el edificio.

El sistema de fachada ventilada VRS de Danpal aprovecha el movimiento de convección del aire para mantener siempre ventilada la cámara. La eficacia del sistema se mantiene a lo largo del tiempo, protegiendo a la vez el material de aislamiento de su degradación debido a las condiciones climáticas externas.

Las fachadas ventiladas Danpal se pueden diseñar en una amplísima gama de colores según las preferencias del arquitecto. Se trata de un sistema totalmente impermeable con paneles de gran longitud que reducen al máximo la existencia de juntas. El sistema de fachadas ventiladas cuida de la salud de los edificios y de sus ocupantes a la vez que mejora la estética de los antiguos edificios de viviendas.

Fachadas ventiladas, la mejor opción para la rehabilitación energética

En las obras de rehabilitación las fachadas ventiladas adquieren cada día una importancia mayor. Uno de los motivos es su gran eficiencia energética, un factor de mucho peso en las obras públicas y de importancia fundamental a la hora de recibir subvenciones para la rehabilitación de edificios privados.

Las fachadas ventiladas cuentan con otras ventajas sobre los materiales más tradicionales. Una de ellas es la rapidez de montaje de las fachadas ventiladas con respecto a sistemas constructivos más pesados. Hay que tener en cuenta que los edificios en rehabilitación muchas veces están en uso, y el tiempo es un factor muy importante.

fachadas ventiladasLa ganancia de confort higrotérmico también es muy importante en las fachadas ventiladas. Impiden el paso de humedades a la vez que proporcionan mayor aislamiento térmico. Y también protegen los elementos estructurales que anteriormente estaban expuestos a las inclemencias del tiempo, redundando en una mayor durabilidad del edificio rehabilitado.

A largo plazo, los considerables ahorros en calefacción y climatización compensan sobradamente el coste de rehabilitación mediante fachada ventilada. Es una inversión de futuro que dará una nueva vida al edificio, además de mejorar la calificación energética y aumentar el valor monetario del inmueble con vistas a su venta posterior.

La construcción de una fachada ventilada sobre otra existente en obras de rehabilitación es muy sencilla, limitando al mínimo el uso de andamios y la invasión de la vía pública. Si se utilizan paneles de policarbonato celular de gran ligereza, la estructura auxiliar necesaria para anclar la fachada ventilada podrá ser de sección muy reducida.

En Danpal proponemos nuestro sistema para fachadas ventiladas Danpal® VRS. Los paneles Danpalon® protegen el aislamiento a la vez que permiten la circulación por convección del aire en la cámara. Además, son totalmente impermeables, protegiendo de humedades y problemas relacionados con el agua.

Las fachadas ventiladas de Danpal permiten el uso de múltiples colores, tanto en sus versiones traslúcidas como opacas. Sus paneles ofrecen una gran resistencia a impacto y una excelente difusión de la luz en sus paneles traslúcidos. Las microceldas de los paneles de policarbonato proporcionan un gran aislamiento térmico y una durabilidad prolongada de la fachada ventilada.

Podrá dotar a su fachada de los efectos de color que desee mediante la combinación de paneles opacos y traslúcidos. Las fachadas ventiladas de Danpal se adaptan a todo tipo de edificios, desde los residenciales como los edificios de viviendas Jules Verne en Francia a otros usos, como el escolar en la Academia Isaac Newton en el Reino Unido o la Escuela de Agricultura (Francia), donde la combinación de tonalidades grises, verdes y azules alegran la iluminación interior de los pasillos de la escuela.

La fachada es la primera impresión que causa un edificio en el espectador

La fachada es el envoltorio del edificio. Es lo primero que percibimos al aproximarnos a una obra arquitectónica, muchas veces incluso antes de asimilar los volúmenes que tenemos enfrente. La textura, el color, su ligereza o pesadez… Todo ello nos prepara para lo que encontraremos en el interior nada más traspasar su umbral.

La fachada es una característica fundamental de la integración de los edificios en el tejido urbano. El diálogo con el entorno se establece a través de la fachada, ya sea por contraste o por asimilación con los edificios circundantes.

fachadaDenostada por algunos arquitectos, que prefieren centrarse en los volúmenes y la distribución interior, lo cierto es que la fachada es la primera impresión que recibimos, la toma de contacto con una obra arquitectónica, y por tanto tiene una importancia fundamental en el resultado final y la experiencia del usuario del edificio.

La fachada también es la piel del edificio. Por ella transpira, y a través de ella se comunica con el exterior. En su condición de piel, la fachada es responsable de mantener la inercia térmica del interior sin incurrir en enormes gastos de energía.

En Danpal conocemos la gran importancia de la fachada en la composición arquitectónica. Sabemos que distintas texturas y colores aportan sensaciones diferentes. Por eso, nuestra gama de paneles para fachada de policarbonato se fabrica en una gran variedad de acabados y tonalidades, desde las transparentes hasta las opacas, sin olvidar las traslúcidas.

Además, nuestro sistema de fachadas ventiladas Danpal® VRS permite que el edificio respire, ofreciendo a la vez unas características óptimas de aislamiento térmico e iluminación. La gran longitud de sus paneles, de hasta doce metros en medidas estándar y más si se fabrican bajo pedido, permite un despiece mínimo de la fachada, dando una sensación de continuidad que no se puede conseguir con otros materiales.

Los volúmenes arquitectónicos quedan realzados por la continuidad del color de la fachada, destacando sobre el resto del tejido urbano en ejemplos de edificios singulares como el centro comercial Qwartz – The Bongarde en Estados Unidos o el cine Vue en Gateshead (Francia).

La ligereza de los paneles de policarbonato con tecnología Microcell queda patente en las fachadas, dando un aire más liviano a la envolvente del edificio.

Los revestimientos de fachadas de edificios ya existentes para mejorar sus características energéticas confieren a los edificios una nueva piel que mostrar al exterior. La mejora de prestaciones térmicas se transmite al interior del edificio, mediante el aumento del confort térmico y lumínico de los usuarios.

Las posibilidades de las fachadas de paneles de policarbonato traslúcido son infinitas, pudiendo modificarse el aspecto que ofrece al exterior mediante el uso de la luz. El sistema Louvre Danpal® de sombra mediante paneles traslúcidos da vida y color a la fachada del edificio. Estos paneles traslúcidos automatizables según las condiciones de soleamiento cambiarán el aspecto de la fachada dependiendo de su ángulo de inclinación, como si de un organismo vivo se tratase.